Escribiendo lo que no se puede describir

Pasa, pasa. No tengas miedo.

Bienvenido a donde se escribe el ruido, donde se escribe el silencio; al rincón de pensar de una persona que lleva 10 años dejándose invadir por la emoción de escribir.

Aquí encontrarás baúles llenos de sueños, libretas con infinitos tachones, ideas sin barrer en las esquinas, criaturas monstruosas bajo la almohada, puertas cerradas que esconden secretos, imaginación desbordante en las estanterías e ilusiones para comer.

Lo que yo decía: el hogar de una escritora.

(Oh, y dragones. Pero no te preocupes, no deberían aparecer a menos que abras esa puerta del fondo que tiene candado y dibujos infantiles… Sí, justo esa, la que acabas de abrir. Bueno, podemos decir que ya tenemos mascota).

Pasa, pasa, no seas tímida/o. Espero que hayas traído equipaje porque una vez que pongas un pie en esta casa, una vez que cojas el word y empieces a escribir tu primera palabra… no querrás salir jamás.

Bienvenido/a a la casa donde se escribe el ruido.

Dalila Cabrera

Anuncios

Haz ruido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s