LA SEGUNDA REVOLUCIÓN – RESEÑA

Me enamoré de la trama de “La segunda revolución” en el Festival Celsius de 2017, en la presentación del libro que hicieron Geo Costa y Fer Alcalá, más conocidos como Costa Alcalá. Jóvenes adultos, magia/poderes, escuela donde aprender a controlarlos, secretos… “La segunda revolución” tiene píldoras que funcionan y atrajeron mi atención al instante.

"La Segunda Revolución" Costa Alcalá

Antes de la Revolución había diez Familias, una para cada poder. Ahora solo quedan ocho. Aura desapareció. De Dominio, la Familia Imperial, solo queda un mal recuerdo.

Casi veinte años después, los estudiantes del Liceo de la Guardia de Blyd se entrenan para proteger con su magia a una sociedad que hace años que vive en paz. Pero cuando la sombra de Dominio vuelve a acechar al país, un grupo de estudiantes tendrá que enfrentarse a los secretos del pasado… sin revelar los suyos.

Contra todo pronóstico, “La segunda revolución” ha sido uno de esos libros a los que me ha costado engancharme. Pero, ay, cuando te enganchas. Entonces no hay quien lo suelte.

1analisis

Más que un análisis, en esta ocasión va a ser una reseña un tanto fangirlística con bastantes spoilers. Así que te recomiendo que, si no has leído todavía “La segunda revolución”, ve a leerlo porque merece la pena adentrarte en la fantástica ciudad de Blyd.

La primera mitad de la novela se me hizo cuesta arriba porque no me convencía mucho el punto de vista “abierto” (eso de estar narrando X personaje y que intuya -acertadamente- cómo se sienten todos los de su alrededor), la trama policial y los personajes. Eran muchos y un lío.

La historia tiene claras influencias de Harry Potter, así que enseguida visualicé a uno de los tríos protagonistas (Kózel, Lórim y Nero) en los roles de Harry, Ron y Hermione, respectivamente. El resto de personajes tampoco me interesaban especialmente. Kózel me parecía el típico protagonista introvertido pero que mostraría su valía y potencial, Lórim el personaje secundario gracioso que quita la tensión con una broma fácil y Nero, inteligente y espabilada pero con poco protagonismo.

Cuán equivocada estaba.

Uno de los primeros momentos en los que sentí verdadero interés fue por la mitad del libro, con una reflexión de Lórim. En ella, se autoconvence de que está bien, de que si se lo dice muchas veces a sí mismo, al final se hará realidad. Él tiene que estar bien, tiene que sonreír, hablar, hacer amigos. Si habla lo suficiente, controlará y monopolizará los temas de conversación y así no se arriesga a preguntas que no quiere contestar.

Este razonamiento capta mi interés enseguida porque me recuerda a un personaje de SIGMA que se siente exactamente igual y porque me parece lo más lógico. Una persona que guarda secretos, si actúa de forma silenciosa y misteriosa, llamará mucho más la atención que alguien a quien no quieres ni preguntarle la hora porque te va a soltar un rollo de la leche. Lórim se convierte entonces en un personaje muy interesante, y espero sus pov con expectativas de conocerle mejor.

El segundo punto donde me enganché fue también con Lórim, un momento donde hace algún comentario del tipo “no puedo hacer esto… bueno, podría si quisiera, nadie puede pararme”. Y ahí empecé a sospechar por dónde iban los tiros, convirtiéndose de nuevo en un punto de interés muy grande.

Había otros detalles que me llamaban la atención. Por ejemplo, la relación de Vann y Kózel. Cómo Kózel evitaba el contacto físico sobre todo con él me hizo pensar que Kózel era gay y pensaba que si Vann se daba cuenta le rehuiría o algo del estilo. La relación de Enzo y Kástor también me llamaba poderosamente la atención. El hecho de que Enzo fuera tan extremadamente cuidadoso y atento con Kástor me hacía pensar que, o bien le gustaba su mejor amigo, o bien se sentía culpable por los traumas o problemas sociales que tenía su amigo. Esperaba que la primera. De todas formas, me estaba haciendo a la idea de que ninguna de estas dos ideas se harían realidad.

Así que, fantaseando con estas dos parejas que tienen mucha química y sorprendiéndome cada página más con Lórim y con la “frialdad” con la que empuja a Denna a los brazos de Ibar… estaba enganchada.

A partir de ahí, todo fueron sorpresas positivas. Los personajes cada vez me llamaban más la atención, sobre todo Kástor. Lórim seguía a la cabeza de personajes interesantes y de repente Kózel tiene un plot twist que me deja en el sitio. Y a partir de ahí, no podía dejar de leer.

Me ha parecido todo un acierto convertir a Kózel en el centro de atención (en la sinopsis, en los primeros capítulos, etc) para confundir al lector pensando que el secreto de Kózel es más grande y oscuro que el del resto de personajes. Y me ha encantado su plot twist, la explicación a ese tipo de comportamientos sospechosos. Espero que tenga algo con Vann en los próximos libros, porque tienen un potencial de pareja increíble y sería muy interesante ver cómo encaja Vann el secreto de Kózel.

Me ha parecido muy original que Lórim sea tan importante pero se le haya tratado como un personaje secundario más. Me encanta su personaje, la esencia, lo real que es. Me ha encantado leerle y ver cómo se ha sentido, sobre todo respecto a Denna, que no entraba en sus planes. Su última escena, una conversación con Denna por diario, me ha parecido tan desgarradora que todavía se me encoge el corazón cuando lo pienso. Todos esos mensajes tachados. Aunque me da una pena terrible cómo han terminado, me parece la mejor opción porque lanza un mensaje claro: eso no se hace. Espero que finalmente le perdone, pero que antes le haga sufrir un poco más.

Me ha encantado ver que, efectivamente y tal y como mis deseos de fangirl pedían, la relación de Enzo y Kástor tenía algunos factores importantes detrás.

A pesar de todas estas gratas sorpresas, he echado de menos que los personajes femeninos tuvieran más protagonismo. Nero y Wen podrían haber sido personajes mucho más importantes para la trama y el grupo, y se han quedado muy atrás. También me hubiera gustado ver, puestos a escribir fantasía, una sociedad más inclusiva respecto al colectivo LGBT.

Estoy prácticamente segura de quién está detrás de todo lo que ocurre. O al menos tengo una teoría muy sólida al respecto. Si queréis, puedo explicárosla en los comentarios.

Así que, a partir de ahora, sólo me queda esperar con muchas ganas la segunda parte y ver a dónde me llevan todos estos personajes entrañables.

 

¿Qué os ha parecido “La segunda revolución” de Costa Alcalá? ¿Qué personaje os resultó más entrañable?

 

Anuncios

Un comentario en “LA SEGUNDA REVOLUCIÓN – RESEÑA

Haz ruido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s